viernes, 16 de octubre de 2015

Acaba con la hinchazón abdominal.

Si tu abdomen está hinchado puede que no sea solo la grasa, especialmente en el caso de las señoras.

Por una vez hablamos de barrigas, pero no estamos hablando de perder grasa. Incluso cuando haces ejercicio, comes limpio y baja tu porcentaje de grasa corporal, tu cuerpo puede ser víctima de la hinchazón. Ya sabes, de un día para otro los pantalones te aprietan,

Las causas más comunes de la hinchazón en personas sanas son los gases y la indigestión. Sin embargo, en el caso de las mujeres, las hormonas también pueden contribuir en la semana anterior al periodo, provocando retención de líquidos.

¿Qué puedes hacer para evitar que te pregunten cuándo nacerá el bebé?
  • Bebe agua: es un hecho simple que para evitar retener líquidos, tienes que beber más agua. Si no bebes suficiente, tu cuerpo detecta que te estás deshidratando y retiene agua para protegerse.
  • Deja las bebidas gaseosas: ese gas disuelto tiene que ir a parar a algún lado, ¿verdad? Ese sitio es tu barriga.
  • Cuidado con la fibra soluble: los oligosacáridos son unos carbohidratos presentes en las judías, las lentejas, la coliflor, los nabos y otras muchas legumbres y verduras, y no los podemos digerir. Cuando los comes en exceso, tu flora intestinal, esas bacterias buenas que viven dentro de tu colon, se da un festín fermentándolos. El producto de la digestión de esas bacterias son gases. Enjuaga y cocina bien tus legumbres, y tira después el agua de cocción.
  • Cuidado con la sal y el azúcar: un exceso de sal o de azúcar puede hacer que tu cuerpo retenga líquidos. Ambas cosas aumentan la concentración de tu sangre (la espesan) y el cuerpo acumula agua para intentar diluirla.
  • Come fibra insoluble: es la fibra de las verduras verdes o el salvado, celulosa que tu cuerpo no puede digerir pero que ayuda al tránsito intestinal, evitando estreñimiento y aligerando la digestión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario