viernes, 16 de octubre de 2015

5 mitos sobre Cristóbal Colón y su "descubrimiento"

Cada 12 de octubre, en gran parte del continente americano, se celebra el «Día de la Raza», también conocido como «Día de la Hispanidad» o hasta «Día de Colón». Un día muy peculiar, puesto que en diversas regiones del continente se desarrollan distintos eventos, se habla del «descubrimiento de América» y: o se vive como un simple día más del año o se habla todo el día sobre la gran mentira de Cristóbal Colón.

Lo cierto es que mucho, pero realmente mucho de lo que se habla sobre Colón, es una exagerada patraña, un pintoresco mito que ha perdurado a lo largo de los años. Conozcamos algunos de los más grandes mitos sobre Cristóbal Colón que, increíblemente, se sostienen aún en nuestros días. Presta mucha atención... quizá en los próximos días tengas que corregir a tus profesores.
  • Colón no intentó demostrar que la Tierra era redonda El mito de que Colón quería demostrar que la Tierra era redonda (y no plana como sostenían las autoridades eclesiásticas que defendían el creacionismo) es de los más comunes y frecuentes al hablar de esta personalidad, pero lo cierto es que profundas investigaciones históricas han demostrado que esto es falso. El hecho de que la Tierra no era plana, sino redonda, se supo miles de años antes, cuando varias personalidades de la antigua Grecia (Pitágoras, Aristóteles y Eratóstenes, entre otros) así lo sugirieron en sus escritos. En realidad Colón solo subestimó la circunferencia del planeta, el creía que Europa era mucho más grande de lo que realmente era y que Japón estaba mucho más lejos de China de lo que en verdad estaba, pensando que si navegaba en dirección oeste, llegaría a Asia. Colón simplemente tuvo mucha suerte...
  • Colón no fue el primer europeo en llegar a América Los vikingos, uno de los grupos culturales más espléndidos e interesantes sobre los cuales uno puede leer, verdaderos expertos de la navegación, fueron los primeros en llegar desde Europa a América. Lo hicieron mucho antes que Colón y volvieron a Europa —sin apropiarse de nada—. Numerosas investigaciones sugieren que (también antes que Colón) incluso también hubo contacto previo con civilizaciones orientales.
  • «La Niña» y «La Pinta» no eran los verdaderos nombres de las carabelas de Colón Las mentiras y errores sobre los viajes de Colón llegan a punto tal que hasta existen equivocaciones respecto a los nombres de las navegaciones. Lo que siempre se dijo es que estas eran: Niña, Pinta y Santa María. Sin embargo, lo cierto es que en la España del siglo XV, las embarcaciones tradicionalmente recibían el nombre de santos y solo la Santa María mantuvo su nombre oficial. «La Niña» y «La Pinta» fue el apodo que los marineros le dieron a Santa Clara, mientras que el verdadero nombre de «La Pinta» se perdió.
  • Colón descubrió América Alguien simplemente tiene que tener muy pocas luces como para creer que una persona puede descubrir un continente en el que millones de personas vivieron durante miles de años, formaron enormes civilizaciones y culturas realmente espectaculares. Como ya lo mencionábamos, existe amplia evidencia científica de que los vikingos ya habían llegado a este continente mucho antes y al único lugar al que Colón llegó (creyendo que había llegado a Asia), fue al archipiélago de las Bahamas.
  • Colón no hizo nada verdaderamente significante, murió pobre y desconocido Ahora bien, entonces ¿qué hizo Colón? ¿Qué es lo interesante de Cristóbal Colón? ¿Qué tiene de ejemplar o maravilloso? Nada. Cristóbal Colón fue un tipo terco que tuvo suerte, aunque tampoco le duró mucho. Murió a los 54 años en España, pobre y desconocido, en una pocilga de Valladolid, después de haber sido detenido durante semanas por la Corona Española por acusaciones de tiranía y brutalidad hacia los pueblos indígenas. En forma posterior, se le negaron las ganancias que reclamó por «sus descubrimientos» y que ya le había prometido el Rey Fernando e Isabel. Años más tarde, sus herederos reclamaron indemnizaciones a la corona real y hasta hubo varias demandas, conocidas como los pleitos colombinos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario