sábado, 29 de agosto de 2015

El SMS cumple años. Su historia, su evolución y su ocaso.

El 28 de agosto de 1985, F.Hillebrand y B.Ghillebaert conceptualizan el SMS poniéndole el límite de 160 caracteres. Te contamos la historia y el declive de los mensajes de texto.
En 1984, Matti Makkonen tuvo la genial idea de ampliar las funciones de la telefonía móvil, que por entonces se limitaban a la realización y recepción de llamadas. En eso momento se le ocurre crear una red de envío y recepción de mensajes cortos entre móviles. Lo curioso es que esta brillante iniciativa le vino a la cabeza mientras comía pizza con unos amigos en Copenhague, Dinamarca.

La limitación de 160 caracteres no llegó hasta 1985 y se la debemos a Friedman Hillebrand y a Bernard Ghillebaert, tras un estudio que aseguraba la longitud media de las postales y los teletipos enviados en la época. Esta idea ha sido reutilizada en Twitter, reduciendo el número de caracteres a 140.

El primer SMS no llegó hasta las Navidades de 1992, cuando Neil Papworth mandó a Richard Jarvis, en su momento director de Vodafone, lo siguiente: “Feliz Navidad”. El mensaje fue enviado desde un ordenador, ya que los móviles de la época no permitían escribir textos. El operador descubrió en ese momento un sistema útil y divertido para comunicarse dentro de su propia empresa.

Matti Makkonnen reconoció que nunca patentó la idea porque la consideraba un trabajo de equipo en el que habían participado activamente el resto de sus compañeros ingenieros de telecomunicaciones (y en especial el equipo de Nokia).

Sin embargo, su éxito no llegó hasta varios años después. En 1999 los operadores comenzaron a usar el SMS como nuevo servicio para atraer clientes, ya que permitía múltiples formas de comunicación frente a la idea de usar los móviles sólo para llamar, que venían inculcando ellas mismas desde hace años.

Los jóvenes situados entre 18 y 25 años fueron los usuarios más potentes del sistema, ya que enviaban una media de 133 mensajes por semana. Otros datos curiosos son que los hombres se comunicaban más que las mujeres mediante SMS, aunque sus textos eran más cortos.
Pero los tiempos cambian, y ahora se lleva la mensajería sin restricciones, accesible y, a poder ser, gratuita. La expansión de la red 3G y 4G a través de los nuevos smartphones ha propiciado la llegada de servicios de mensajería instantáneos evolucionados y eficientes, y bastante más económicos. WhatsApp, Line, Telegram, y otros tantos, son ahora mismo los sistemas más usados para intercambiar mensajes entre usuarios. Los operadores lo han intentado todo con tal de mantener la hegemonía del SMS (tarifas con bonos de SMS gratis, ofertas), pero no lo han conseguido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario