sábado, 29 de agosto de 2015

Cuando nuestros ojos sean el control remoto

Gracias a la base de datos online de la US Patent and Trademark Office hemos visto que Samsung está trabajando en reaplicar su tecnología de seguimiento ocular tras su intento, no muy exitoso, de implementar un mando a distancia donde el usuario interactuaría con la TV gracias a su mirada. Este intento es diferente, más inteligente y ambicioso. Si se implementa de forma exitosa, ver vídeo en una tele puede ser mucho más cómodo.

Acorde a los documentos, el sistema requeriría de una instalación mínima y una fricción nula, ya que aprende lo justo y necesario analizando tu mirada y gestos faciales a través de la cámara de la Smart TV de Samsung. El análisis es bastante exhaustivo: se incluye la distancia a la que está el usuario, la distancia entre sus ojos o la capacidad de discernir si lleva gafas o no.

Dichos parametros son transmitidos a un servidor donde, gracias a un perfil de usuario mediante la recopilación de patrones de uso, el sistema aprende de ti para ofrecerte una mejor experiencia. Cuando se logra captar la suficiente información, el sistema es capaz de identificar aquellas situaciones que requieran ajustar diferentes parámetros en la televisión para adaptarlos a la correcta visualización de los ojos que se están analizando.

Pongamos un ejemplo. Imagina que el software, aquí descrito y patentado, observa unas pupilas más dilatadas de lo normal, entonces el brillo de la pantalla crecerá para permitirte ver más cómodamente. De la misma forma, verá cuándo el brillo es excesivo, incluso será capaz de detectar si estás leyendo algo gracias al patrón de tus pupilas en movimiento.

Pero, donde tendría muchas más posibilidades sería en un smartphone. Es una pantalla más pequeña, más propensa a reflejos indeseados y, sobre todos, a cambios drásticos de luz ambiental. Actualmente este brillo se controla a través de un sensor de lumínico, pero esta tecnología podría ajustar con mayor precisión la pantalla acorde a tus ojos.

Esta conveniencia tiene un precio a pagar. Ya que, para que el sistema sea capaz de ajustar la pantalla acorde a tus preferencias, necesitará constantemente aprender de ti y de tus patrones; datos y patrones que son transmitidos a un servicio en la nube. Tema tal vez comprometido, ya que debería obtener información demográfica como la raza y la edad para identificar mejor tus patrones de vista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario