sábado, 4 de julio de 2015

El curiosos origen de la pizza y otras conocidas comidas

1. Las croquetas
Parece mentira pero el origen de uno de los platos más conocidos de la gastronomía español no está en España si no en Francia. De hecho el nombre viene del verbo francés "croquer", que tiene dos significados: comer a mordiscos y crujir, exactamente las dos cosas que se hacen cuando se degustan las deliciosas croquetas.

La croquetas nacieron justo después de la bechamel. Esta salsa, tiene su origen en un aristócrata francés, el marqués de Béchameil, y consistía en una crema a base de mantequilla, leche y carne de ave, según recogió en 1651, el cocinero F. Pierre de la Varenne.

2. La pizza

Numerosos historiadores afirman que tanto en la Antigua Roma como en el Antiguo Egipto, ya se comía una antepasada lejana de la pizza, que consistía en bollos aplastados con una piedra que después se horneaban. Sin duda este plato evolucionó en la península itálica, cuando en la Edad Media tras las invasiones germánicas se empezó a añadir al plato, la mozzarella de búfala.

Con el descubrimiento de América y la llegada a Europa de los tomates, se añadió al plato la mítica salsa que es la base de la pizza.

Numerosas fuentes coinciden que la primera pizzería "oficial", se abrió en Nápoles a finales del siglo XVIII, y es que la mayoría de los italianos coinciden que la pizza napolitana es la mejor del país.

3. La ensalada rusa

El origen de la ensaladilla rusa siempre ha sido un misterio. Son muchos los que dicen que pese a su nombre, este plato es genuinamente español, sin embargo, ni es español, ni es ruso, es francés.

En realidad en plato nació en Rusia, pero fue una invención de un chef francés.

Lucien Olivier era el cocinero del restaurante Hermitage en Moscú a finales del siglo XIX y creó una ensalada con una vinagreta, verdura y carne de venado. Cuando el restaurante cerró en 1905, la receta original se perdió, pero la ensalada aún sigue preparándose en Rusia, sobre todo durante la cena de Fin de Año, y se conoce popularmente como "ensalada Olivier".

El plato se hizo verdaderamente popular y fue viajando por toda Europa donde cada país la adaptó a su gastronomía.

4. El helado

Muchos estudios gastronómicos afirman que el helado tiene su origen en China, ya que durante la Edad Media comenzó a ser muy popular coger nieve de las montañas y mezclarla con miel y frutas. Hay cronistas que recogen que el emperador romano Nerón hacía traer nieve de los Alpes para comerla con miel.

También hay rumores de que el viajero italiano Marco Polo, conoció la moda de los helados durante sus viajes a China y por eso los helados de hielo recibirían el nombre de "polos".

5. Los churros

Los churros con chocolate son la estrella de la gastronomía madrileña, sin embargo hay cronistas culinarios que afirman que la primera churrería que se abrió en nuestro país fue en Cataluña a finales del siglo XIX. En cuanto al verdadero origen, todavía sigue siendo un misterio aunque hay numerosas fuentes que afirman que vienen de la gastronomía árabe y ya se comían en España durante la Edad Media.

6. El arroz a la cubana

Parece mentira, pero el arroz a la cubana no viene de Cuba. Parece ser que es una receta 100% española y que su origen está en las islas Canarias. En Filipinas también se come, debido a la presencia española que hubo allí hasta finales del siglo XIX y también se conocía entonces con ese nombre.

7. La pasta

Son muchos los que afirman que la pasta es italiana 100% y otros que dicen que fue el aventurero Marco Polo el que la llevó al país en forma de bota después de sus viajes por China.

Lo cierto es que hay estudios que afirman que la pasta ya se cocinaba en la Antigua Grecia, y que en la Roma de los emperadores ya existía una antepasada de la deliciosa lasaña....
8. Las tapas

Que las tapas son 100% españolas eso no lo duda nadie (o prácticamente nadie). Sin embargo, los expertos en gastronomía todavía no se han puesto de acuerdo sobre la fecha en la que los españoles empezaron a hablar de tapas.

Aunque actualmente han evolucionado mucho, y cada vez se fusionan más, lo cierto es que las primeras tapas eran principalmente pedacitos de queso, y lonchas de jamón.

Hay numerosas historias sobre el origen de las tapas en España, pero la más curiosa es una que se remonta a la época de los Reyes Católicos. Por mandato real, los taberneros comenzaron a poner una tapita de jamón a sus clientes, para evitar que los efectos del alcohol en el estómago vacío dieran lugar a peleas de espadas a la salida de las tabernas.

9. La tortilla española

La tortilla de patatas es la reina de la gastronomía española, sin embargo hay numerosas fuentes que señalan que su origen no pertenece precisamente a España. Hay quien afirma que la tortilla de patatas la podría haber inventado un chef belga llamado Lancelot de Casteau que era cocinero para los obispos de Lieja en Bélgica durante el siglo XVII.

Sin embargo las fuentes más fiables afirman que la tortilla de patatas nació cuando el cocinero Tomás Zumalacárregui necesitaba algo rápido y nutritivo para darle de comer a las tropas durante las guerras carlistas.

10. Las milanesas

Estos sabrosos filetes empanados, aunque tengan ese nombre no vienen de la ciudad de Milán.

En realidad las milanesas son uno de los platos más conocidos de la gastronomía argentina, y es que muchas fuentes afirman que fueron los emigrantes italianos afincados en Buenos Aires los que comenzaron a preparar este plato.

Otras teorías dicen que estos famosos filetes de ternera se crearon en Viena a finales de siglo XIX.

No hay comentarios:

Publicar un comentario