miércoles, 8 de julio de 2015

Consejos para viajar con perros

“¿Es posible viajar con una mascota?” Es una pregunta que escuchamos casi a diario desde que decidimos viajar por las rutas del mundo acompañados por Pioja y Pumba, dos perras salchichas de 7 y 5 años.

Para nosotros, ellas son parte de nuestra familia y tenemos como en claro que vamos donde seamos bien recibidos los cuatro. Nunca dudamos en viajar todos juntos.

Cuando uno decide que formen parte de nuestra vida hay que saber que son nuestra responsabilidad. Lo mismo ocurre cuando queremos que sean parte de un viaje, sea largo o corto. Los amamos, les hacemos muchos mimos y nos enternecen sus actitudes, pero no dejan de ser una responsabilidad.

Con esto no queremos decir que no se pueda viajar con ellos, al contrario, creemos que no es difícil pero la decisión está en cada uno y siempre se deben conocer tanto los pros como los contras.

Al comienzo de nuestro proyecto decidimos viajar en un motorhome. Desde octubre 2012 hasta junio 2013 recorrimos la Patagonia Argentina y parte de Chile hasta Santiago.

Consejos para viajar con perros
Pioja y Pumba no sufrían al viajar en un vehículo. Desde cachorras que han viajado en auto, colectivo, tren e incluso en moto. Esto fue como tener medio problema resuelto al saber que no sufrirían de mareos y/o vómitos.
Antes de viajar consultamos con el veterinario de cabecera sobre las cuestiones más importantes a tener en cuenta. Las que se destacan son:

ALIMENTO

Lo ideal es que dejemos pasar entre 30 minutos a una hora después de que hayan comido para viajar. No se recomienda que estén con el estomago lleno al momento de andar en un vehículo porque esto puede generar malestares varios (lo mismo se recomienda para bebes, niños y ancianos).

Si está acostumbrado a comer una sola marca de alimento balanceado es mejor que planifiques llevar alimento extra en caso de no encontrarlo en los pueblos o ciudades. También consultar con el veterinario de qué forma se le puede ir acostumbrando a otros alimentos (si es posible).

Muy importante es la planificación en caso de que tome algún medicamento. Sobre todo si el viaje no es dentro de tu mismo país. Se debe aprovechar las redes sociales como facebook y sus múltiples grupos para consultar cómo se pueden adquirir insumos veterinarios. Lo ideal es siempre tener una reserva de varias semanas en caso de que debamos pedir una encomienda desde el país donde sabemos que se consigue.

Consejos para viajar con perros
AGUA

Este punto es sumamente importante, sobre todo en días de mucho calor. Los perros y gatos no toman agua en movimiento como nosotros. Es decir, vas a tener que frenar y ofrecerle agua. Que un perro este respirando con su lengua afuera no significa que este teniendo sed. Ellos regulan el calor corporal de esa forma. Pero si uno tiene sed, es muy posible que ellos también. Después de todo, vas a tener que frenar cada cierto tiempo así que recomendamos tomar como costumbre ofrecerle agua.

NECESIDADES

Hemos aprendido que el viaje será agradable para todos siempre que ellos no estén nerviosos. Uno de los motivos por los cuales se ponen inquietos es cuando deben contener sus necesidades. Nosotros parábamos cada dos o tres horas y nos tomábamos un buen rato para pasearlas al costado de la ruta, siempre atadas con correa por seguridad.

IMPORTANTE

No importa que tu perro este acostumbrado a estar suelto, con correa es más seguro para todos: para ellos, para vos, para los que están transitando en la ruta.

También se debe estar atento cuando se recorrer lugares con climas fríos. Pioja y Pumba son dos perras friolentas, así que tienen sus abrigos en caso de que lo requieran. Puede creerse que es algo extremo porque “un perro es un perro”, y si, lo es pero eso no significa que tenga necesidades y que no haya que respetarlas.
En el 2014 cambiamos de vehículo. Dejamos de viajar en motorhome para subirnos a dos bicicletas.

Hay varias formas de transportar perros sobre dos ruedas. Al principio, cada una viajaba en un canasto delante del manubrio. En Mendoza cambiamos y las dos pasaron a compartir un cajón en la parte de atrás de la bicicleta de Ale. El cambio se debió en parte por seguridad, porque viajar con ellas en el manubrio hacía que frente a un movimiento brusco de ellas podían desestabilizarnos (nunca nos paso por suerte) y otra porque ellas se extrañaban si no se veían y reclamaban ir una al lado de la otra, algo casi imposible en ruta.

Para nuestro segundo viaje en bicicleta hicimos un nuevo cambio y hoy estando viajando en un tráiler diseñados para ellas. Viajan más seguras, más cómodas y hasta lo adoptado como “cucha” (casita).

Consejos para viajar con perros
Consejos para viajar con perros
Cuando viajaban en el motorhome tenían espacio para moverse y caminar dentro. Ahora en bicicleta tienen lugar solo para ir cambiando de posición. Por eso, en vez de frenar cada dos horas como antes, lo hacemos cada media hora.

También tuvimos en cuenta que estén cubiertas de los rayos solares, por más que ellas luego se las ingenien para ir tomando sol como les gusta. Y tener a mano una tela impermeable para taparlas en caso de que nos sorprenda una lluvia en la ruta.

Ahora pasamos a la parte que más preocupa a todos aquellos que quieren cruzar fronteras con sus amigos de cuatro patas.
Consejos para viajar con perros
¿Qué trámites se deben realizar para cruzar una frontera?

Hasta el momento, nuestra experiencia consta de haber cruzado seis fronteras entre Argentina y Chile y una vez a Uruguay. Muchos nos dicen que creen que es muy difícil cruzar las fronteras porque es sabido que son estrictos con respecto al ingreso de animales (lo mismo que carnes, frutas, verduras, etc). Nosotros nunca tuvimos inconvenientes pero para eso hay que estar atentos y conocer bien los procedimientos.

Lo primero que hay que hacer es ir a una veterinaria a solicitar el certificado de buena salud. Las condiciones para que te lo otorguen es que el perro tenga la vacuna contra la rabia con fecha de aplicación mayor a 30 días, que tome un antiparasitario oral y, a excepción de los cruces hacia Tierra del Fuego, tener colocada una pipeta para pulgas y garrapatas. Tanto el antiparasitario oral como la pipeta, los veterinarios suelen exigir que sean ellos mismos quienes los coloquen en el momento de confeccionar el certificado. Tengan esto en cuenta, ya que el antiparasitario no es recomendable darlo con poco tiempo entre cada dosis. Todo consúltenlo con el profesional.

Si bien no te piden que tenga aplicada la vacuna séxtuple, es obligación que todos los años sea renovada junto con la vacuna antirrábica.

Para que no se generen dudas respecto a la vigencia de la anti-rábica y el permiso para ingresar al otro país: si a tu perro le dieron la vacuna hoy, tienen que pasar 30 días hasta que pueda cruzar la frontera (previo confección del certificado del veterinario y de ir al SENASA).

También chequear la fecha de renovación de la vacuna. A nosotros nos pasó que el SENASA te autoriza con el mismo permiso volver a ingresar a Argentina dentro de los 30 días posteriores a emitido el mismo, pero como a Pumba le faltaban 20 días para que se venciera la vacuna, nos dieron la autorización por ese lapso de tiempo.
Cuando el veterinario haga el certificado es importante chequear que los datos sean correctos. Lo mismo vale para cuando vas al SENASA. Si llegas al paso fronterizo con datos incorrectos es muy probable que no te dejen cruzar y sería con justa razón.

En el SENASA te van a pedir la libreta sanitaria y el certificado emitido por el veterinario. Si todo está bien, se abona un monto mínimo y te otorgan el permiso (en enero 2015 un valor de $32, si te quieren cobrar de más está mal salvo que sea por requerir el certificado el mismo día).

Se aconseja hacer el trámite en la localidad más próxima a la frontera, confirmando previamente que el organismo correspondiente se encuentre allí (hay localidades fronterizas pequeñas que no poseen oficinas del SENASA) y cerca de la fecha en el que se calcula pasar porque el certificado del veterinario tiene una validez de 10 días para presentar en el SENASA y luego, el permiso de este organismo proporciona un tiempo de 10 días para cruzar la frontera.

Importante: el permiso para volver a ingresar a Argentina de treinta días con el mismo certificado no significa que ese sea el tiempo que el perro puede estar en el país, sino que retornes a Argentina con el mismo papel. Los animales no tienen tiempo de permanencia como las personas y vehículos.

Por último, y muy importante para evitarse dolores de cabeza, es hacer copias del permiso que te dan en el SENASA. No está de más y te puede ayudar si te piden más copias en algún puesto fronterizo porque no es conveniente que te quedes sin el original de todo el trámite (más si vas a querer usarlo dentro de los 30 días para volver a Argentina).

Consejos para viajar con perros
No tenemos la verdad absoluta y seguramente nos hemos equivocado en más de una oportunidad, pero estamos aprendiendo y no descartamos que a alguien le pueda servir esta información. Por supuesto que a medida que vayamos avanzando en los países de América y del resto del mundo, iremos compartiendo en nuestro blog de viajes toda la información sobre como viajar con perros, porque si se puede.

__________________________________________________________________________________
Vir y Ale, una pareja que rompió con la rutina y salió a viajar en bicicleta junto a Pioja y Pumba, dos viajeras de cuatro patas.

www.porlasrutasdelmundo.com

Facebook: https://www.facebook.com/PorLasRutasDelMundo
Twitter: https://twitter.com/PorlasRutasdelM
YouTube: https://www.youtube.com/user/porlasrutasdelmundo
Instagram: https://instagram.com/porlasrutasdelmundo/

No hay comentarios:

Publicar un comentario