viernes, 31 de julio de 2015

14 momentos con tu perro que guardarás toda la vida como un tesoro.

Cuando tienes un perro, tienes una relación muy especial con un animal. De ella derivan algunos momentos inolvidables que, en el futuro, se convertirán en algunos de tus recuerdos más hermosos.

1. Cuando llega a tu vida

Nada más conoceros sabrás que empieza una relación de amistad y cariño inquebrantable y que ese instante quedará grabado en tu cabeza para siempre.

2. Cuando aprende un nuevo truco

Cuando veas como aprende (y a la vez te enseña), experimentarás una sensación estupenda al ver como tus conocimientos le educan y le divierten.

3. Cuando paseas con él

Pocas cosas mejores para despejarte y relajarte que un largo paseo con tu mejor amigo. Al volver, siempre verás las cosas de manera más positiva, y tu cabeza habrá descansado.

4. Cuando juegas con él

No hay un compañero de juegos mejor, y lo normal será que te preguntes quién se divierte más: él o tú.

5. Cuando te ayuda a superar un momento duro

Incluso en los peores días, sea cual sea el problema, estarán ahí para animarnos y darnos su apoyo a un nivel que un humano nunca alcanzaría.

6. Cuando compartes con él tus alegrías y tus logros

En los momentos más alegres, cuando consigues algo que llevas tiempo intentando, quieres tenerlo igual de cerca que a tus seres queridos. Quizá no entienda por qué estás tan feliz, pero lo notará y eso le bastará para estar tan contento por ti como el que más.

7. Cuando te toca a ti ayudarle a él

Siempre necesitan cuidados, pero si por mala suerte sufren algún percance y necesitan alguna atención especial te pondrás a su disposición automáticamente sin pensarlo.

8. Cuando hace una travesura y aún así no te puedes enfadar con él

No podrás evitarlo, alguna vez hará algo que te moleste, pero, asúmelo, no podrás enfadarte con él y al minuto te estarás riendo de su trastada.

9. Cuando te reencuentras con él después de un tiempo

No importa que sean unas horas, días, meses o años, te habrá estado esperando y te recibirá con tanto entusiasmo que te sobrecogerá.

10. Cuando viajas con él

¿Quién mejor para acompañarte descubriendo nuevos lugares que tu más fiel amigo? Además el también disfrutará.

11. Cuando lo ves cuidar a tus hijos

Una de las cosas más bonitas es, si tienes hijos, ver como los cuida como si fueran sus propios cachorros.

12. Cuando te da un beso…

Sí, es verdad, hay un poco de babas de más, pero eso no te impedirá recordar cada lametón con una sonrisa en la boca.

13. … y un abrazo

Lo mismo con los abrazos. ¿Qué hay mejor que cuando con sus patas como si no fueran a soltarte?

14. Cuando se van

Desgraciadamente, los perros tienen una esperanza de vida mucho menor que la de los humanos, por lo que debemos asumir que nos tendremos que despedir de él llegado el momento. Siempre nos parecerá pronto y la tristeza será inevitable, pero en este punto debemos echar la vista atrás y celebrar los buenos momentos y los recuerdos inolvidables que hemos pasado con ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario