viernes, 5 de junio de 2015

Crean un mantel con teclado para seguir escribiendo mientras comes

A pesar de que nuestras madres nos echen la bronca a diario, seguimos utilizando el teléfono móvil en la mesa mientras estamos comiendo. Da igual que estemos solos o acompañados, el ‘smartphone’ se ha convertido en un cubierto más, tan importante como el tenedor y casi tan imprescindible como una cucharilla de postre.

Algunos han decidido que, a grandes males, grandes remedios. Es imposible erradicar los teléfonos de la mesa y, eso sí, tiene unas consecuencias horrorosamente grasientas: las pantallas terminan hechas una pocilga. Para solucionar este enorme problema gastro-tecnológico, qué mejor que este mantel con teclado incorporado, especialmente diseñado para que puedas pringarte los dedos con tranquilidad mientras sigues mandando WhatsApp.
Se trata del típico mantel reutilizable para las bandejas de los restaurantes de comida rápida, muy fino (apenas cuatro milímetros), con teclado y conexión wifi. ¿Preparado para teclear mientras te comes unas patatas fritas rebozadas en sal?

Para ello, has de pulsar el botón de inicio durante unos dos segundos y conectar tu dispositivo móvil mediante Bluetooth. También tiene conexión wifi y es recargable. Y sí, te lo puedes llevar a casa cuando termines.

Gracias a ello, puedes seguir chateando, contestando correos electrónicos y anotando eventos en tu calendario sin tomarte siquiera un respiro para comer tranquilamente. ¿No era eso lo que querías? Eso sí, ten cuidado para que no te roben el móvil de la mesa mientras estás despistado centrado en el mantel.

Regis Watrisse, creativo responsable de este producto ideado por KFC, explicó que los manteles se colocaban durante la semana inaugural de los nuevos establecimientos y que en un principio no estaba previsto que la gente se los llevara a casa, pero fueron los mismos clientes los que tomaron la iniciativa al más puro estilo cliente de hotel que sale con una maleta llena de toallas/bandejas.

No es la primera vez que esta franquicia de comida rápida idea productos que combinan la tecnología móvil y las manos grasientas. Anteriormente, en Japón, ofrecieron un muslito de pollo gigante con un hueco para insertar tu ‘smartphone’. Ideal para responder una llamada mientras sigues comiendo. Así que ya sabes: buen provecho y no dejes tu ‘smartphone’, por muy grosero que le pueda parecer a tu compañero de mesa.

Incluso, los nipones tuvieron su propia oportunidad de poseer un teclado aviar. La cadena organizó un concurso en Twitter. Si tuiteabas con un ‘hashtag’ especial, entrabas en un sorteo que incluía regalos tan maravillosos como un ratón y un USB con forma de alita de pollo… Y un teclado cuyos caracteres eran pollos fritos. Sí, un poco difícil escribir con él, pero siempre te podías orientar por las letras ‘K’, ‘F’ y ‘C’, únicas excepciones a tan calórica herramienta.

Más allá de regalos de ‘merchandising’ con más gracia que utilidad, lo cierto es que el ‘smartphone’ ya se ha convertido en un comensal más y es de los que no se pierde ni una sola de nuestras citas diarias con la gastronomía. Así, lo mejor es que el mantel se vaya haciendo a la idea y adaptándose. Probablemente nadie pensó que la revolución móvil llegaría a tocar algo tan tradicional, pero el ‘smartphone’ puede desterrar los cuadros rojos para siempre y, en vez de celebrarlo o llorar su desaparición, esta pérdida histórica nos pillará, seguramente, tuiteando. Desde el mantel, por supuesto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario