miércoles, 17 de junio de 2015

5 formas en que la luna afecta a los animales

No solo los hombres lobo se transforman con la Luna llena, otros animales también sienten los efectos del cambio de fases de la Luna. ¿Quieres saber cómo? Mira estas 5 curiosas formas en las que la Luna afecta el comportamiento animal.

Los tejones se ponen tímidos  

Los tejones son animales nocturnos y es muy difícil verlos a plena luz del día. En una investigación, los científicos constataron un curioso comportamiento en estos animales: durante las noches sin Luna los tejones orinan mucho menos. ¿Por qué? Bueno, los investigadores sugieren que esto tiene que ver con que los tejones utilizan la orina para marcar su territorio cuando están listos para aparearse y la oscuridad de las noches sin Luna los protege de potenciales depredadores.

Los corales se ponen libidinosos 

Durante la Luna llena los corales de la costa de Australia se ponen especialmente lujuriosos y liberan cantidades masivas de huevos y esperma de forma sincronizada. Pero vamos, que ello no se le puede atribuir solamente a la fase de la Luna. La temperatura del agua, la marea y las condiciones de los otros organismos del ecosistema también juegan un rol importante.

Las mascotas se lastiman 

Los científicos no saben muy bien por qué, pero constataron que los animales domésticos se lastiman mucho más durante las noches de Luna llena ya que al parecer su comportamiento es mucho más torpe. Durante las noches de Luna llena se constata un 23% más de heridas en gatos y un 28% en perros que el resto de las noches.

Los leones cazan de día 

Los leones normalmente cazan durante la noche, excepto en los días posteriores a la Luna llena. En estos días, los leones tienen el inusual comportamiento de cazar a plena luz del día. Los científicos no están del todo seguros por qué, pero sugieren que se puede deber a que durante la fase de Luna llena sus presas están menos activas y se ocultan mejor, por lo tanto deben aguardar al día para conseguir alimento.

Los escorpiones se ponen azules 

No es que se pongan azules exactamente, lo que sucede es que los rayos ultravioletas reflejados por la Luna reaccionan con una proteína presente en el exterior de los escorpiones y ello los hace brillar en la oscuridad en un tono azulado. Según los científicos, esta reacción en los escorpiones es similar al enrojecimiento que genera el Sol en nuestra piel. Por este motivo los escorpiones prefieren la Luna nueva y suelen ser menos activos durante la Luna llena, debido a que su resplandor los vuelve presas más vulnerables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario