domingo, 3 de mayo de 2015

Abrazoterapia para la salud

 

El abrazo así como la risa y la música es una poderosa herramienta que los terapeutas utilizan para el tratamiento de enfermedades físicas y psicológicas. La naturaleza es tan sabia que nos regala esta posibilidad, pero el ser humano en su afán de perfección le resta importancia, la contamina y llega a desvirtuar en su esencia.
“La abrazoterapia es algo tan bonito que los científicos más perceptivos se dedicaron a sustraer su esencia primordial con un enfoque evidente y contundente en la salud. En Europa y Estados Unidos el personal de salud que trabaja en clínicas, sanatorios y hospitales ha sido capacitado para emplear ese contacto e instruir a los pacientes a realizarlo con su entorno”, explicó el biopsicoterapeuta Luis Muñoz.
El profesional enfatizó en que el abrazo y su uso terapéutico podrían ser aplicados a nivel individual, de pareja, familia, conocidos y desconocidos, porque tiene un toque de magia que es muy distinto a los abrazos que comúnmente se dan como saludo y que carece de esta incidencia terapéutica.
“Existe una diferencia esencial entre un abrazo de saludo, cuando estoy milésimas de segundo y me retiro. A diferencia de su uso como terapia que tiene ciertas características, porque dura unos cuantos minutos. El tórax está cubriendo a la otra persona y la lleva hacia ella como una unificación y con resultados extraordinarios, porque refuerza el sistema inmunológico y trata carencias afectivas”, aseguró Muñoz.
TIPOS DE ABRAZOS
Existen diferentes tipos de abrazos entre los que se encuentran: el abrazo de oso, abrazo sándwich, abrazo de mejilla, abrazo de costado, abrazo por la espalda y abrazo de corazón y abrazo grupal.
Abrazo de oso.- Se considera uno de los más entrañables que puede durar unos 5 minutos o más, donde el que abraza usualmente es más alto y corpulento que el que recibe el abrazo. La persona que abraza puede estar derecho o inclinado, sobre el más pequeño y sostenerlo con firmeza y seguridad.
Abrazo sándwich.- Participan dos personas que abrazan a una tercera de menor dimensión, que por lo general es un niño. Usualmente este tipo de abrazo se realiza entre padres e hijos que pueden estar indistintamente parados o sentados que tienen la finalidad de transmitir seguridad y solidaridad.
Abrazo de mejilla.- Conlleva un gesto muy tierno y suave que con frecuencia tiene una cualidad espiritual. Donde la mejilla descansa en el mentón del abrazado y viceversa, se lo practica por lo general cuando no existe mucha relación o acercamiento entre personas.
Abrazo de costado.- También llamado lateral es magnífico para dar y recibir mientras dos caminan juntos, es sinónimo de hermandad biológica o consanguínea, brinda una sensación muy agradable.
Abrazo de espalda.- Consiste en que el abrazante se aproxima al otro desde atrás y la rodea la cintura con los brazos y lo estrecha con suavidad. Se practica esencialmente cuando hay una pareja sea hombre o mujer quien ejecuta el abrazo y provoca una sensación agradable y de sorpresa.
BENEFICIOS
Según el especialista, los beneficios de la abrazoterapia se dan en tres niveles: físico, psicológico y de relacionamiento social.
“A nivel físico hay un movimiento neurológico de las endorfinas que son las hormonas responsables de la felicidad, que liberan una fuerza y energía que producen un estado de bienestar inmediato, que beneficia la parte cardiovascular y neurológica”, aseguró Muñoz.
El especialista afirma que a nivel psicológico la persona se ve equilibrada y fortalecida por esas ganas de vivir y de compartir con alegría, de esta manera se elimina el estado de aislamiento que por diversas razones se pueda experimentar.
“Hay una palabra mágica que se utiliza a nivel jurídico la conciliación que yo creo que se aplica en lo político, religioso, social, familiar, sentimental y de pareja. Así el abrazo es un elemento conciliador cuando las personas discuten y se dicen mil cosas, aquí las palabras sobran y la acción es la que cuenta”, dijo Muñoz.
Entre otros beneficios de la abrazoterapia están la aplicación en la salud, porque fortalecen el sistema inmunológico evitando los continuos resfríos por su acción como antibiótico natural poderoso. Así como para ayudar en el tratamiento de enfermedades crónicas y terminales en los pacientes.
“Deberíamos dar y recibir 10 abrazos diarios para estar en óptimas condiciones, los mismos que deberían durar por varios minutos o más tiempo que es lo mejor para ambas partes. Qué mejor contexto cuando está la pareja, los hijos, las personas de la tercera edad, entre otros”, finalizó el especialista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario