viernes, 3 de abril de 2015

Interesantes curiosidades de los ascensores

Muchas personas tienen miedo de subirse a un ascensor pues creen que las probabilidades de romperse son altas. En realidad, aunque parezca increíble, estos artefactos son veinte veces más seguros que las escaleras. Sigue leyendo este artículo y encontrarás 7 curiosidades que no sabías sobre los ascensores, una de las invenciones más importantes de la ciencia para las grandes ciudades.
  • Había ascensores en la Edad Media Ni pienses por un momento que los ascensores son exclusivos de nuestro tiempo. Ya desde la Edad Media se utlizaban mecanismos que permitían subir personas u objetos de un nivel al otro. La diferencia estaba en la fuente de energía empleada: se apelaba a la fuerza humana, animal o hidráulica.
  • Elevadores a vapor Pues como lo lees, hubo una ocasión en que se utilizó el vapor como fuente de energía para subir un ascensor. Fue en 1853, Otis ―el famoso inventor americano― mostró ante todos un elevador que funcionaba con vapor de agua. Para probar su impecabilidad, el autor en persona se montó en el artefacto. Todo marchó a pedir de boca y se obtuvo la patente unos años después.
  • Los ascensores de la Torre Eiffel En 1889, en la famosa Exposición Universal de París, se presentan 5 elevadores en la Torre Eiffel que usaban propulsión hidráulica ―dos de ellos del mismo Otis―. Se imaginarán cuánto ingenio tuvo que ponerse en práctica para instalar un ascensor en una torre de 324 metros de altura y sin experiencia previa alguna.
  • Los ascensores como los conocemos Aunque Otis ya había instalado su elevador en 1857, no es hasta finales del siglo XIX que aparecen los ascensores como los conocemos, es decir, una versión muy similar a los actuales equipos pues utilizaba la energía eléctrica para ponerse en movimiento.
  • Regulaciones para la velocidad Como era de esperar, a inicios del siglo XX en Nueva York ya habían ascensores en distintos edificios de la ciudad, pero se establecieron regulaciones de velocidad para la seguridad de las personas. El máximo era 200 metros por minuto. Al construirse el Empire State, la velocidad aumentó a 300 m/m.
  • Accidentes de ascensores El único accidente de ascensor donde el carro se ha caido ocurrió en 1945, precisamente en el Empire State. Un avión bombardero se estrelló contra el edificio, partiendo los cables de dos elevadores. Uno de estos equipos se encontraba en el piso 75 con una señora dentro, pero afortunadamente esta sobrevivió.
  • Los ascensores más veloces del mundo ¿Quieres saber cuáles son los dos ascensores más veloces del mundo? Pues se encuentran en ubicados en Taiwan, en un edificio llamado Taipei 101. Desde la planta baja hasta el piso 101 estos artefactos se tardan 39 segundos (1010 m/m). Están dotados de sistemas de control y son aerodinámicos para reducir la fricción del aire y las vibraciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario