domingo, 26 de abril de 2015

Como rechazar un plato, y otras reglas de etiqueta a la hora de comer

Uno siempre quiere mostrarse lo más sofisticado y educado posible, y por ello, en el camino, pueden ir quedando dudas que no siempre nos animamos a consultar, a riesgo de evidenciar que no sabemos. Por ello, en este artículo, resolveremos algunas de las preguntas más comunes, para que sepas las respuestas sin tener que levantar la mano.


1. ¿En qué momento se despliega la servilleta de tela?
Antes se sugería desdoblar la servilleta y colocarla sobre el regazo al momento de sentarse a la mesa; sin emabargo, hoy en día se recomienda hacerlo al momento en que se siente el anfitrión, ya que esto permite pararse de la mesa antes de que realmente comience la comida (quizá a ayudar, a buscar algo o a saludar a alguien que acaba de llegar).

2. ¿Cuál es mi pan?
Si dudas de cuál de los platos de pan es para ti y cuál para tu vecino de asiento, recuerda que te corresponde el que está a tu izquierda, así como la bebida de tu derecha es tuya. Un error muy común es tomar el vino de otra persona o picar su pan, y es realmente un "no no".

3. ¿Qué regalo es apropiado para tu anfitrión?
Salvo ocasiones en las que se espera compartir, como una fiesta de "traje" o una reunión casual, no se recomienda llevar un regalo con la expectativa de que sea compartido durante la reunión. Por ello, si se da un vino, no debería estar frío (ninguna indirecta es más clara que un espumoso helado) y si es un postre, lo ideal es que no sea rápidamente perecedero. Bombones, un adorno, un libro, un vino o entradas para un evento son buenos regalos para un anfitrión querido.

4. ¿A quién le corresponde dar el brindis o la oración?
El anfitrión de la reunión es que el tradicionalmente ha de tomar la palabra, ya sea para brindar por la ocasión o dar las gracias. Es posible que luego el invitado de honor se anime a decir algo. Si no eres ninguna de estas dos personas, recuerda que así seas muy elocuente, debes esperar a que ellos hayan hablado y procurar no desentonar con sus palabras.

5. ¿Qué cubierto debe utilizar?
El anfitrión debe disponer los cubiertos acordes a los platos que va a servir y el orden en que llegarán así que la forma más sencilla de no equivocarte es rocerdar que deberás tomarlos de afuera hacia dentro; es decir, los más lejanos al plato primero (por lógica, siempre serán los más cercanos a tu mano). Para un mejor entendimiento de los cubiertos, puedes seguir leyendo.


6. ¿Cómo rechazar un plato?
Lo ideal es que, si eres alérgico o sigues alguna dieta especial, lo converses con tu anfitrión antes de que prepare la comida (quizá puede hacer o comprar algo para ti, o retirar el ingrediente que te hace daño oportunamente). Si simplemente es una comida que no te gusta, lo correcto es que la pruebes y si definitivamente no lo quieres, lo dejes sin entrar en detalles. Un anfitrión con tacto no te confrontará frente a todos aunque eventualmente te puede preguntar en privado qué pasó; recuerda ser sincero pero no herir sus sentimientos. Si se trata de un plato que quieres devolver en un restaurante, hay una manera de hacerlo educadamente.


7. ¿Qué temas no se deben tocar en la mesa?
Antes se decía que en la mesa no se debe hablar de política o religión, ya que son temas que avivan sensibilidades; sin embargo, entre comensales maduros y respetuosos, puede darse una conversación enriquecedora. Es menos recomendable tocar temas escatológicos o comentar el estatus de enfermedades, así como tampoco se ve bien hablar de chismes (ni en la mesa ni en ninguna ocasión). En algunas culturas, no es de buena educación ir directo al grano en un almuerzo de negocios (mientras que en otras no ha llegado el menú y ya se toca el tema).

8. ¿Cómo sostener la copa correctamente?
Las copas deben sostenerse por el tallo, procurado tomarla delicadamente (no cerrando el puño como si se tratara de un palo de escoba). No debe aguantarse por el tope ya que el calor de la mano modificaría la temperatura del vino que nuestro anfitrión se esmeró en servir.

9. ¿Cómo dividir la cuenta en un restaurante?
Si se come en un grupo grande, lo más normal será dividir en partes iguales, en grupos pequeños o parejas, es más factible pedir cuentas separadas. Un buen comensal se dará el tiempo de comentar que la mesa requiere cuentas separadas antes de comer, para facilitar la logística al final y evitar molestias o desorganización. Si alguien pide algo considerablemente más costoso que el resto del grupo, debe estar consciente de ello y reflejarlo en su aporte.

10. ¿Cuánto es una propina correcta?
En algunos países se sugiere entre 15 y 20% para el mesonero, 15% para el sommelier (del total los vinos), y de 2 a 5 dólares para el valet parking. En Venezuela se acostumbra dar el 10% por servicio y un poco más si éste ha sido especialmente bueno. Si un restaurante cobra por adelantado el servicio, igual debe dejarse propina ya que este porcentaje no siempre termina en manos de quien nos atendió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario