lunes, 20 de abril de 2015

6 consejos a tener en cuenta si te vas a comprar un televisor.

¿Me la compro plana o curva?

Según los propios fabricantes, la ventaja de un televisor curvo es que proporciona una experiencia más inmersiva. Sin embargo, ellos mismos advierten de que no son recomendables para lugares en los que ese televisor se vaya a ver desde muchos ángulos, pues sus ventajas son, principalmente, frente a él y lo más cerca posible. Para Pablo Artal, catedrático de Óptica de la Universidad de Murcia: “Esta nueva tendencia tiene cierta base científica, aunque creo que en su desarrollo han pesado más cuestiones de estética y de marketing que visuales. Ciertamente, las pantallas de nuestros ojos son curvadas, así que de alguna manera están mejor preparadas para descifrar imágenes procedentes de una curva que de un plano. Sin embargo, en el fondo, el ojo está en continuo movimiento de un detalle a otro, por lo que la ventaja de que sea o no curva es muy pequeña”. Por lo tanto, si lo que queremos es asegurarnos un buen visionado desde cualquier sitio, lo mejor será recurrir al clásico plano.

¿Cuánta definición es capaz de percibir el ojo humano?

En esta carrera frenética por conseguir cada vez más resolución se plantea el interrogante de si a estas alturas seremos capaces de apreciarla. “De media, el ojo humano es capaz de captar un píxel por cada segundo de arco. Lo que se traduce en que si estamos viendo una televisión estándar de 40 pulgadas con unos 1.000 píxeles de resolución (las Full HD tienen cerca de 1.080 y una 4K , 4.000), nuestro ojo no será capaz de apreciar cada píxel a partir de un metro de distancia. De manera que sí tendría sentido ir a más resolución siempre que se trate de un televisor más grande y cuando la distancia de visionado vaya a ser menor de un metro”, asegura el catedrático de Óptica de la Universidad de Murcia Paco Artal. Por tanto, también hay que tener esto en cuenta a la hora de decidir el tamaño del televisor que mejor “encaja” con el espacio que tenemos en nuestro salón.

¿Qué esconden las nuevas siglas?

SUHD, OLED, HDR… En los últimos meses, los fabricantes superventas han presentado nuevas tecnologías que pretenden mejorar las prestaciones del 4K; sobre todo, en los televisores más grandes. La de Samsung, el SUHD, es un televisor de puntos cuánticos (véase la última pregunta) que acerca los colores al de las pantallas de cine y con pick illuminator; es decir, una tecnología que consigue mejor brillo y contraste. Además, incorpora otra tecnología que da profundidad a cada elemento de la imagen, lo que imita un 3D sin gafas. En cuanto a la OLED (Organic Light Emitting Diode), lo nuevo de LG, son pantallas con mejor calidad de imagen, ultradelgadas y flexibles (han presentado un televisor que puedes convertir de plano a curvo). Por último, el HDR, o alto rango dinámico, que incorporan casi todos los fabricantes con diferente nomenclatura mejora el nivel de brillo de los blancos de las pantallas sin afectar a los negros.

¿Merece la pena comprarte ahora un televisor 4K?

Seguramente, la tele que tienes en casa ahora ya tiene alta definición (Full HD), lo que se traduce en una resolución de 1.080 x 1.920 píxeles. En el caso de los 4K, esta se duplica: llega a los 2.160 x 3.840. Sin embargo, la mayoría del contenido que vemos, sobre todo el que emiten las televisiones generalistas, está optimizado para HD, y no para 4K. Hay excepciones, como es el caso del Mundial de Motociclismo de este año, que ya se ha anunciado que será retransmitido en 4K. Y es que lo más probable es que la avalancha de contenido llegue cuando bajen los precios y haya una cantidad razonable de televisores 4K en los hogares, como ocurrió con el HD. Ahora, el precio de los televisores con la última tecnología está bajando, pero lo hará aún más; así que solo merece la pena optar por un 4K si tienes que jubilar el tuyo ya. Si no, espera.

¿Cuál es la televisión inteligente definitiva?

Otro ring en el caso de los televisores es el de la Smart TV, o televisión inteligente. Samsung ha presentado su apuesta por Tizen, un sistema operativo abierto basado en Linux, que tiene la fuerza de ser del fabricante que más televisores vende. También basado en Linux , LG apuesta por la WebOS 3.0, Sony, Philips y Sharp por Android TV y Panasonic por el Firefox OS. Todos ellos prometen ofrecer contenidos de alta calidad, aunque será quien consiga los mejores acuerdos quien se lleve el gato al agua. El que ha abierto el fuego en España ha sido Samsung, que ha firmado un acuerdo con Canal+ y Movistar TV para incorporarlo en sus televisores e, internacionalmente, con la plataforma de videojuegos Playcast con un catálogo de 75 juegos.

¿Qué es una televisión con puntos cuánticos?

En las pantallas led anteriores, el panel trasero estaba compuesto por leds cubiertos por fósforo, que emitían una luz blanca y que al pasar por los filtros RGB formaban los colores que veíamos en nuestro televisor. Los nuevos, han cambiado los leds por otros de luz azul (sin fósforo), que llegan a un panel compuesto por unos nanocristales, los llamados puntos cuánticos, que generan ya el color. De manera que al pasar de nuevo por el filtro RGB da colores mucho más intensos utilizando menos energía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario