sábado, 14 de marzo de 2015

¿Podríamos mover a los osos polares a la Antártica para evitar su extinción?




Esto solo cambiaría un desastre por otro.

En la Antártica, las orcas y los leopardos marinos cazan en el agua.

Ni los pingüinos ni las otras focas que viven allí han desarrollado comportamientos defensivos mientras están sobre el hielo.

Si se introdujeran los osos polares en la Antártica habría una breve expansión de su población seguida de un colapso, a medida que las focas y pingüinos locales se vayan extinguiendo por la caza.

Aunque el hielo en ese continente está creciendo, es probable que el cambio climático afecte a la región de maneras que posiblemente serían tan malas para los osos polares como el hielo menguante del Ártico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario