domingo, 8 de febrero de 2015

Un perro (de la oposición seguramente) orina a un político durante su discurso.

'Yeison' sintetizó la opinión de miles de ciudadanos mexicanos sobre la actual clase política en un solo gesto.

Este miércoles el perro 'Yeison' se hizo famoso por orinar el atril donde el alcalde de la ciudad de Guadalajara, Jalisco, Ramiro Hernández, daba su discurso.

Al can no le importó la presencia del gobernador del estado, Aristóteles Sandoval, y realizó sus necesidades, desatando todo tipo de comentarios en redes sociales.

Hernández minimizó el incidente y con ironía dijo que el perro 'se sintió en confianza' junto a él.

En los últimos meses, se han desatado una serie de escándalos de corrupción y abuso de poder de los políticos mexicanos. La infamia ha alcanzado hasta al presidente de la República, Enrique Peña Nieto, quien tiene el índice de aprobación más bajo en años.


Precisamente en Guadalajara compite por la alcaldía un payaso. Rumbo a las elecciones de junio, 'Lagrimita' busca ser elegido como candidato independiente bajo el lema 'no más políticos payasos'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario