viernes, 26 de diciembre de 2014

7 insospechados beneficios de la cena de navidad

Una de las cosas más esperadas por todos durante la Navidad es la clásica cena navideña. Platos diversos y golosinas se preparan para conjurar la magia de festejar todos en familia probablemente el mejor momento del año. Sin embargo, pocos saben que, sin exagerar, estos alimentos que consumimos son buenos para la salud. Conoce ya 7 beneficios de las cenas de Navidad que nadie te había contado.

El valor del pavo
El pavo es sin dudas una de las carnes más consumidas durante las cenas de Navidad. Se trata de un alimento muy beneficioso en cualquiera de sus variantes a la hora de prepararlo, que posee triptófano, un aminoácido muy importante para la salud del organismo pues ayuda a producir las proteínas que garantizan la renovación celular, además de aliviar algunos síntomas de la esclerosis.
Ensaladas verdes: muy saludables
Otro plato que aparece en las cenas navideñas son las ensaladas verdes. Estos alimentos son verdaderamente saludables, especialmente las de la familia de los repollos, tales como la col, la coliflor o el brócoli, u otras como la lechuga y la espinaca. Son portadoras de luteína, un compuesto antioxidante que ayuda a combatir las enfermedades y a prevenir el envejecimiento prematuro.

Maíz en conserva: contra el cáncer y enfermedades cardíacas
El maíz en conserva es otro de los alimentos presentes en muchas cenas de Navidad que entraña importantes valores nutricionales. Los científicos aseguran que es más saludable que el propio maíz de la mazorca, ya que durante el proceso de calentar el producto de la lata se activa un compuesto llamado ácido fenólico, excelente contra el cáncer y las enfermedades cardíacas.

¿Es nutritiva la corteza de pan?
De seguro te tomo por sorpresa si te digo que la corteza de pan es nutritiva, de hecho, es la parte más saludable de este alimento. Durante las navidades es muy común que hagamos rellenos diversos y la corteza de pan se encuentra entre los ingredientes que más utilizamos. Resulta que en este producto se encuentra una gran cantidad de antioxidantes que ayudan a prevenir y combatir el cáncer.

Para el hemisferio norte: Naranjas, las frutas del invierno
Las naranjas son frutas del invierno por excelencia, por eso es que solemos consumir tantas durante la Navidad, ya sea como jugos naturales o la fruta en sí misma. Este producto es toda una mina de vitaminas, especialmente la vitamina C, que actúa como un antioxidante. Según los expertos, tomar diariamente un simple vaso de zumo de naranja previene de la inflamación de las articulaciones.

¿Por qué insistir en el pastel de calabaza?
Diversos estudios alimenticios arrojan que, a la hora de escoger el postre de Navidad, la mejor variante es el pastel de calabaza. ¿Razones? Este postre es rico en alfa y beta caroteno, compuestos que se convierten en vitamina A, excelente para mejorar la visión. Y claro, se trata de un dulce definitivamente sabroso.

El controvertido café
Puede parecer que finalizar la cena navideña con una taza de café no es algo beneficioso para la salud y, sin embargo, al parecer lo es. De acuerdo con estudios realizados, las personas que beben 3 tazas de café al día tienen menos riesgo de padecer cáncer en la boca y en la garganta que los que no lo consumen. También es muy efectivo para mejorar los procesos de memoria y prevenir enfermedades cerebrales degenerativas. Empero, se alerta que se trata de una cantidad razonable, abusar del café puede revertir los beneficios. Entonces, prepárate una buena taza de café y disfrútala en compañía de los tuyos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario